Aplicación de los bioproductos en cultivos

Como parte del proyecto LignoBioLife, se diseñaron las pruebas con agricultores de los bioproductos biochar y wood vinegar. Se llevaron los bioproductos desde la planta de producción de Neoliquid hasta los agricultores, y se aplicaron sobre los cultivos siguiendo diferentes tratamientos. Los cultivos se localizan en tres municipios alcarreños: Brihuega, Mondéjar y Valfermoso de Tajuña.

En Brihuega, el biochar se aplicó sobre campos de lavandín, con el objetivo de aumentar su producción. Se empleó en cinco tratamientos en los que se iba aumentando la concentración final del bioproducto, para poder comprobar sus efectos. Para colocar el biochar en el sustrato de cultivo, se usó un tractor equipado con una abonadora y un cultivador. Los efectos sobre la productividad se cuantificarán en los dos años siguientes.

También se aplicó wood vinegar como herbicida, pero esta vez sobre un barbecho, con el objetivo de controlar la vegetación ruderal. Se aplicó con un tractor equipado con una fumigadora siguiendo dos tratamientos, con dosis diferentes. Los resultados se medirán con la cobertura vegetal, en unas semanas.

En Mondéjar, el biochar se aplicó sobre vides, con el mismo objetivo de mejorar la productividad. Para su distribución, el tractor pasó primero con una abonadora, y después, con el cultivador. Se usaron cuatro tratamientos diferentes con dosis crecientes. Los efectos se medirán este año y el que viene.

El wood vinegar se empleó diluido para usarlo como bioestimulante, esta vez en olivos. Los árboles se encontraban dañados por las nevadas y bajas temperaturas de este invierno, asociadas a la borrasca Filomena. Se espera que el wood vinegar diluido ayude a la recuperación vegetativa de los olivos tratados, así como a controlar las herbáceas que crecen bajo ellos. Para su distribución se usó un tractor equipado con una fumigadora y se trataron los pies de los árboles individualmente. Se siguieron cinco tratamientos de dosis crecientes. Los resultados se obtendrán este año, comparando el estado fisiológico de las plantas tratadas con otras control, y midiendo, además, la cobertura de las herbáceas.

En Valfermoso de Tajuña, los bioproductos se aplicaron sobre el mismo cultivo, una explotación trufera. Se trató una amplia superficie con wood vinegar sin diluir y superficialmente, para que actuase como herbicida sobre las herbáceas. Además, una parte de esta superficie se trató también con biochar, siguiendo dos tratamientos: En el primero, este se aplicó en los nidos de las trufas (lugar donde se introducen los micelios), y en el segundo, bajo los pies de las encinas. El objetivo es mejorar las condiciones del suelo para facilitar el desarrollo de las trufas y de las encinas, respectivamente. Ambos bioproductos se aplicaron manualmente. Los resultados del herbicida se medirán en unas semanas, y los de la bioestimulación, en un año.


De izquierda a derecha y de arriba abajo: Aplicación de biochar sobre lavandín en Brihuega, aplicación de wood vinegar sobre barbecho en Brihuega, aplicación de biochar sobre vid en Mondéjar y aplicación de biochar en pies de encina en Valfermoso de Tajuña.

Entradas populares de este blog

Preparando las pruebas del sustituto del Glifosato en Guadalajara

Ya en plena marcha el proyecto LignoBioLife

En plena marcha la producción de los bioproductos del Proyecto LignoBioLife